¿Porqué reciclar?

 
 
 

Todos los teléfonos celulares contienen una cantidad de materiales, incluyendo metales, que NO SE DEGRADARAN y terminarían contaminando el subsuelo.

El reciclaje de estos aparatos ahorra recursos y protege el medio ambiente porque además de prevenir la contaminación del subsuelo, evitamos extraer metales nuevos, eliminando excavaciones y deforestación. Además, algunos de ellos contienen altos niveles de ciertos materiales, como: plomo, cromo o cadmio, que los convierte en residuos peligrosos cuando son desechados. Esto se soluciona al establecer métodos de reciclaje viables y eficaces como con los programas de reciclaje de Recall Internacional.

Normalmente solemos guardar nuestros teléfonos móviles viejos para usarlos de respaldo en caso de robo, perdida o daño, pero no tomamos en cuenta que los avances tecnológicos nos obligan a comprar un equipo nuevo. En la práctica cotidiana el 97.7% de los usuarios NUNCA regresan al equipo viejo.

 
   
?>